Natación

 

 

 

 

kayak

 

 

 

Ciclismo

 

 

 

 

 

 

comentarios de profesionales

Que entendemos por resistencia aeróbica

El concepto de Resistencia se interpreta como una de las principales cualidades a desarrollar si queremos llevar adelante un entrenamiento deportivo  y la base para mejorar las demás cualidades.
Se entiende por definición de resistencia dos conceptos:
A) - Capacidad de sostener una carga de trabajo tanto física como psíquica por un determinado  lapso de tiempo hasta llegar al cansancio que limita el rendimiento
.
B)- Capacidad de recuperarse rápidamente luego de un esfuerzo.
Estas dos definiciones parecen obvias a simple vista pero engloban otros conceptos fundamentales  y es que de ellas derivan en que el estímulo físico desarrollado sea eficaz y a su vez proporciona una mejora en el rendimiento con respecto al estímulo anterior, (fenómeno de Supercompensación).
La resistencia se entiende como la capacidad que se desarrolla en todas aquellas actividades físicas y/o deportivas cuyo tiempo es mayor a 3 minutos y cuya energía aeróbica comienza a ser predominante desde el punto de vista metabólico a partir de ese momento.
El entrenamiento de esta capacidad es una de las más importantes herramientas para mejorar el estado de fittness o rendimiento, no solo por debido a su escasa dificultad para llevarlo a cabo, sino porque además mejora los estándares de calidad de vida y salud.

Beneficios:

El entrenamiento aeróbico produce cambios y mejoras a su vez en distintas variables que podemos evaluarlas a través de diferentes pruebas o tests:
Mejora el Consumo máximo de Oxígeno
Disminuye la Frecuencia cardíaca y la Presión arterial en reposo y ante esfuerzos submáximos
Mejora la maquinaria metabólica (mitocondrias, enzimas, capilarización), su distribución (mayor extracción de O2 de los vasos sanguíneos al músculo) que proporcionará la suficiente energía necesaria (ATP) ante un esfuerzo dado.
Mejora el Volumen Minuto Cardíaco
Mejora las reservas del sustrato energético ( Glucógeno)
Mejora la capacidad de movilización y utilización de las grasas en el músculo.
Esto deriva en una reducción del tejido adiposo (masa grasa) y a su vez en una reducción de peso corporal.
Mejora parámetros metabólicos: Capacidad ventilatoria, capacidad de producción y remoción de Lactato.
Todas estas modificaciones se expresan a través de dos variables mensurables que son:
El Consumo Máximo de O2. Es la capacidad de tomar la mayor cantidad de  O2 del ambiente, transportarlo a través del sistema respiratorio, ser llevado por el torrente circulatorio y luego cedido al músculo en una unidad de tiempo. Se puede expresar en forma relativa ml/Kg/min. o en forma absoluta en Litros minuto. En reposo se estima que el consumo es de aproximadamente 0,35 litros/min., pudiendo llegar ante esfuerzos en deportistas a 6 – 7 lit/min. De ello se deduce que a mayor cantidad de O2 cedido a la célula muscular mayor energía aeróbica,  por ende mayor rendimiento.
Existe una correlación directamente proporcional entre la capacidad de esfuerzo y la máxima potencia aeróbica, esto es a mayor tolerancia a esfuerzos mayor consumo de O2 máximo.
Se observa además una estimación aproximada entre el consumo de O2 en relación a diferentes disciplinas deportivas cómo se detalla en la Fig. 1.

 

Figura 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Av. Cordoba 2019 1er piso Ciudad Aut. de Bs. As.
Solicitar turnos al (011) 4963-5650/5649